No me chilles que no te veo!!!

Seguro que este titulo de película cómica te ha llamado la atención y te ha recordado alguna escena divertida. Si estaríamos en una sesión de sofá un sábado tarde seguramente tendría un buen encaje, pero resulta que esta situación se da más habitualmente de lo que nos gustaría.

Vamos a trasladar esta circunstancia al ámbito empresarial. Son muchas las empresas que invierten cantidades importantes en sus campañas de comunicación sin tener muy claro el objetivo que desean. Son muchas las que se dejan llevar por la novedad de las redes sociales y canalizan sus esfuerzos hacia mercados alejados de sus productos.

De las últimas diez empresas analizadas, solo dos tenían un mensaje orientado claramente hacia sus cliente. El resto hablaba de generalidades, de discursos ambiguos y sin llegar a detallar las ventajas o beneficios de su producto/solución.

La formula para acertar con el mensaje es primeramente tener identificados a los potenciales clientes y conocer sus necesidades actuales. Posteriormente desarrollar mensajes directos y que claramente pongan en valor las cualidades de nuestro producto/solución dejando a un lado conceptos o aspectos secundarios. Y antes de empezar con cualquier acto de comunicación analizar cual es el canal y formula de comunicación que utilizan nuestros clientes.

Si nuestros clientes o usuarios son profesionales de cualquier derivada seguramente tendremos que acercarnos por canales profesionales y no por medios convencionales. Es importante diferenciar las acciones para crear marca o posicionamiento que para fomentar ventas, pedidos o proyectos.

Hay un concepto fundamental y previo a cualquier proceso que debe tenerse en cuenta desde el primer minuto. Hablamos de la empatía, hablamos de ponernos en la situación de nuestro cliente y desde un punto imparcial analizar si nuestro producto encaja en sus necesidades y si entendemos el lenguaje con el que nos están hablando.

Si nosotros mismos no somos capaces de entender que hace nuestra solución y de como podría beneficiarnos directa o indirectamente será difícil que aunque gastemos infinidad de recursos económicos consigamos desarrollar ventas.

En resumen, estas serian las preguntas claves para desarrollar una estrategia de comunicación orientada al impulso empresarial

  • Qué lenguaje habla mi cliente? Técnico, económico, profesional, social, especializado….
  • Dónde se informa o recibe información? En Linkedin, en medios especializados, en revistas físicas, en eventos…..
  • Cada cuanto recibe información o se modifica su sector? Diariamente, mensualmente, por temporada…

Y estos podrían ser los aspectos más importantes a destacar en mis comunicaciones:

  • Qué mejora mi producto/solución/servicio sobre la situación de partida de mi cliente? Más rentabilidad, más eficiencia, más ventas, más posicionamiento….
  • Qué beneficios directos o indirectos puede proporcionar a la actividad de mi cliente? Más clientes, más negocio, más tiempo,….

Con estas sencillas preguntas se debe montar una estrategia de acciones que con un mínimo de actividad y contenidos permita crear un clima de entendimiento entre el mercado y nuestra actividad que impulse eficazmente las ventas.

Y sí por el contrario no existe una demanda como tal, habrá que generar un clima que motive la compra o adquisición de nuestros servicios generando iniciativas o acciones que habrán puentes de comunicación e interacción.

Si queremos que el mensaje llegue tenemos que analizar quienes son nuestros interlocutores y adaptar nuestros mensajes para que nos entiendan. No conseguiremos nada gritando mucho y muy fuerte si nuestro interlocutor no conoce nuestro idioma. Es más podemos conseguir el efecto contrario, asustar, abrumar o aburrir a nuestro cliente.

Con “No me chilles que no te veo” tenemos un claro ejemplo de lo que puede pasar si los canales de comunicación y los métodos no son los adecuados. Si tu negocio es algo bastante mas serio, confía en profesionales para llevar a cabo este tipo de procesos.

Desde Reactivatunegocio ponemos a tu disposición un servicio de diagnostico totalmente gratuito para analizar las formulas de comunicación de tu negocio. Puedes consultarnos sobre esta posibilidad a través de este formulario o llamando al 943 04 2009